Agencia Balear del Agua y la Calidad Ambiental

La ampliación de la depuradora de Porreres adecúa las instalaciones a la normativa de aguas residuales

\La actuación, cofinanciada por fondos FEDER e ITS, incrementa en un 75% la capacidad de tratamiento en hora punta

El conseller de Medi Ambient i Territori, Miquel Mir, la directora general de Recursos Hídricos, Joana Garau, el gerente de la Agencia Balear del agua, Guillem Rosselló, y la alcaldesa de Porreres, Xisca Mora, han visitado, este jueves, la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Porreres una vez han prácticamente finalizado las obras de ampliación y remodelación de las instalaciones, iniciadas durante el segundo trimestre de 2020.

A falta de ejecutar una actuación puntual para reducir el impacto paisajístico de las instalaciones, la depuradora ya funciona con una capacidad que le permite dar servicio a una población equivalente a 8.000 personas, casi el doble que antes de iniciar las obras, cuando solo estaba preparada para un máximo de 4.500 personas.

Mir se ha mostrado satisfecho que las obras hayan cumplido con los plazos previstos y ha destacado que los últimos análisis confirman que las instalaciones ya cumplen con la normativa en cuanto a la calidad de salida del agua depurada. La EDAR de Porreres era una de las ocho gestionadas por la Agencia Balear del Agua que no cumplía, tal como el conseller anunció en una comparecencia voluntaria ante la Comisión de Medio ambiente y Territorio del Parlament, en marzo de 2020. «Un año después, nuestra determinación y voluntad política de acabar con este problema está dando ya resultados fehacientes», ha asegurado.

Rosselló, por su parte, ha explicado que el EDAR ha incrementado un 75% la capacidad de tratamiento en hora punta. En cuanto al caudal diario, la depuradora podrá tratar 1200 m3 diarios, un 45% más que antes de iniciarse las obras. «Esta renovación ha permitido afrontar los retos derivados de la antigüedad y pérdida de rendimiento, las características de carga contaminante del agua de entrada y del incremento de población previsto para los próximos años», ha asegurado.

Las obras han incluido una nueva conexión al alcantarillado municipal que ha hecho efectiva la separación de aguas pluviales y residuales que se ha desarrollado en el municipio en los últimos años. Esta nueva conexión recogerá las aguas residuales del municipio mientras que la cañería ya existente recogerá las pluviales.

El proyecto, cofinanciado por el Impuesto de Turismo Sostenible (ITS) y fondos FEDER, ha contado con un presupuesto de 2.199.812,83€ (IVA incluido).