Agencia Balear del Agua y la Calidad Ambiental

La Agencia Balear del Agua y los municipios trabajan conjuntamente para mejorar el agua de la EDAR de Eivissa

Las actuaciones se comunicaron en la comisión de seguimiento de la depuradora

La comisión de seguimiento de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Eivissa se ha reunido en diciembre para dar cuenta de su estado y trabajar conjuntamente para mejorar el agua de entrada y de salida. Así, la Agencia Balear del Agua, junto con los tres municipios que envían sus aguas residuales– Eivissa, Sant Antoni y Santa Eulària – explicaron las actuaciones para mejorar la situación actual de la infraestructura.

Esta comisión de seguimiento se enmarca dentro del convenio firmado entre los tres ayuntamientos y la Agencia para la delegación de las competencias municipales de depuración a la empresa pública. El periodo de duración de este convenio es de cuatro años.

Desde el Agencia se ha dado cuenta del estado de la depuradora, y se han explicado las actuaciones que se llevarán a cabo entre 2022 y 2023. Debido al retraso de las obras de la nueva EDAR, que ejecuta el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, los presupuestos de ABAQUA para 2022 recogen una partida de 1.258.400 euros por actuaciones de mejora de las instalaciones actuales.

Estas consisten en la reposición de rejas y tamices del pretratamiento y la sustitución de un decantador de fango, puesto que entran muchas toallitas, trapos y sólidos del sistema de alcantarillado de Eivissa, Sant Antoni y Santa Eulària, hecho que ha acelerado un deterioro progresivo de estos elementos.

En cuanto al Ayuntamiento de Eivissa, para el 2022, ha presupuestado 1,5 millones de euros para separar la red unitaria de aguas pluviales y residuales de la Avenida Isidor Macabich. Así mismo, en Figueretes, se harán obras de separativa por valor de 407.225 euros a las calles del País Basc y de Formentera.

Entre 2023 y 2024, están previstas las obras de la red separativa a la calle Aragón, Vicent Serra, Castella y la Avenida de España por valor de 2,9 millones de euros. Además, se invertirá en la mejora en Sa Carrossa y las calles de Pere Sale y de Abel Matutes.

En el caso del municipio de Santa Eulària des Riu, ya se han ejecutado las primeras revisiones de las redes de las Parroquias de Puig d’en Valls y Jesús que derivan sus aguas a la EDAR. Esto ha permitido constatar, en primera instancia, 8 puntos de la red donde no está separada. Ahora, se hará una revisión junto con la concesionaria del servicio para concretar los proyectos de ejecución de las obras necesarias de separación, todas ellas consideradas, a priori, de entidad menor.

El municipio de Sant Antoni de Portmany, el que menos afección tiene a la EDAR porque solo envía las aguas residuales del núcleo de Sant Rafel, tiene casi la mitad de la red de alcantarillado adaptada. Las actuaciones previstas van encaminadas a lograr la totalidad de una red separativa en todo el municipio.